30 Mar 2021
608
1
1.391
778
Perú
twitter.com
Capítulo 14: *omnisciente*

— ¿Qué veremos? — preguntó Sirius irónico —. ¿Qué vas a hacer, Quejicus, limpiarte los mocos en nuestra ropa?

Snape soltó muchas palabrotas mezcladas con maleficios, pero como su varita había ido a parar a tres metros de él, no pasó nada.

— Vete a lavar esa boca — le espetó James —. ¡Fregotego!

Inmediatamente empezaron a salir rosadas pompas de jabón de la boca de Snape; la espuma le cubría los labios, le provocaba arcadas y hacía que se atragantara…

—¡DEJENLO EN PAZ!

James y Sirius giraron la cabeza. Inmediatamente, James se llevó la mano que tenía libre a la cabeza y se revolvió el cabello.

Lily había llegado hasta donde ellos estaban, mirándolos con antipatía.

—¿Qué tal, Evans? —la saludó James con un tono de voz mucho más agradable, grave y maduro.

— Déjenlo en paz —repitió Lily —. ¿Qué les ha hecho?

—Bueno —respondió James, e hizo como si reflexionara acerca de la pregunta—, es simplemente que existe, no sé si me explico…

Muchos estudiantes que se habían acercado rieron, incluidos Sirius y Colagusano, pero Remus, que seguía en apariencia concentrado en su libro, no se rio, y tampoco lo hizo Lily, ni Rose.

— Te crees muy gracioso — afirmó ella con frialdad —, pero no eres más que un sinvergüenza arrogante y bravucón, Potter. Déjalo en paz.

—Lo dejaré en paz si sales conmigo, Evans —replicó rápidamente James—. Vamos, sal conmigo y no volveré a apuntar a Quejicus con mi varita.

A sus espaldas, el efecto del embrujo paralizante estaba remitiendo y Snape se arrastraba con lentitud hacia su varita, escupiendo espuma de jabón.

—No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante —le aseguró Lily.

—Mala suerte, Cornamenta —exclamó Sirius con viveza, y se volvió hacia Snape—. ¡Eh!

Demasiado tarde: Snape apuntaba con su varita a James; se produjo un destello de luz, un tajo apareció en la cara de James y la túnica se le manchó de sangre. James giró rápidamente sobre sí mismo: hubo otro destello, y Snape quedó colgado por los pies en el aire; la túnica le tapó la cabeza y dejó al descubierto unas delgadas y pálidas piernas y unos calzoncillos grisáceos.

Muchos de los curiosos vitorearon a James; Sirius, James y Colagusano rieron a carcajadas.

Lily, cuya expresión de rabia había vacilado un instante, como si fuera a sonreír, gritó:

—¡Bájenlo!

—Como quieras —convino James, y apuntó hacia arriba con su varita.

Snape cayó al suelo como un montón de ropa arrugada. Se desenredó de la túnica y se puso rápidamente en pie, con la varita en la mano, pero Sirius exclamó

- ¡Petrificus totalus! - y Snape volvió a caer de bruces, rígido como una tabla.

—¡DEJENLO EN PAZ! —gritó Lily, que ahora también había sacado su varita. James y Sirius la miraron con cautela.

—Evans, no me obligues a echarte un maleficio —protestó James con seriedad.

—¡Pues retírale la maldición!

James exhaló un hondo suspiro, se volvió hacia Snape y pronunció la contramaldición.

—Ya está —dijo mientras Snape se ponía trabajosamente en pie—. Has tenido suerte de que Evans

estuviera aquí, Quejicus…

—¡No necesito la ayuda de una asquerosa sangre sucia como ella!

Rose se sentía furiosa, ¿quién se creía…? Iba a intervenir cuando Lily dijo con frialdad:

—La próxima vez no me meteré donde no me llaman. Y, por cierto —añadió—, yo que tú me lavaría

los calzoncillos, Quejicus.

—¡Pídele disculpas a Evans! —le gritó James a Snape, apuntándolo amenazadoramente con la varita.

—No quiero que lo obligues a pedirme disculpas —le gritó Lily a James—. Tú eres tan detestable como él.

—¿Qué? —gritó James—. ¡Yo jamás te llamaría… eso que tú sabes!

—Siempre estás desordenándote el pelo porque crees que queda bien que parezca que acabas de bajarte de la escoba, vas presumiendo por ahí con esa estúpida snitch, te pavoneas y echas maleficios a la gente por cualquier tontería… Me sorprende que tu escoba pueda levantarse del suelo, con lo que debe de pesar tu enorme cabeza. ¡Me das ASCO! —exclamó, y dio media vuelta y se marchó de allí a buen paso.

—¡Evans! —le gritó James—. ¡Eh, EVANS!

Pero Lily no miró hacia atrás.

—¿Qué mosca le ha picado? —dijo James intentando en vano fingir que era una pregunta hecha al

azar, y que en realidad no le importaba.

—Leyendo entre líneas, yo diría que te encuentra un poco creído, amigo mío —apuntó Sirius.

—Está bien —aceptó James con gesto de fastidio—. Está bien… —Entonces se produjo otro destello y Snape volvió a colgar por los pies en el aire—. ¿Quién quiere ver cómo le quito los calzoncillos a Snape?

- Ya fue suficiente. – dijo esta vez Rose, apareciendo de la muchedumbre.

- ¿Tú también, Rose? ¿Te vas a poner del lado de Quejicus? – dijo Sirius, arqueando una ceja.

- No, me pongo del lado de la cordura, Sirius. Ya estuvo bueno por hoy – dijo, mirándolos amenazante. Tomó sus cosas, les hizo un gesto para que la sigan y avanzó dentro del castillo.

*en la sala común de Gryffindor*

- Esta vez las cosas se salieron mucho de control – dijo la chica, mirándolos con reproche. Sirius iba a abrir la boca, cuando Remus dijo:

- Rose tiene razón. Se pasaron esta vez.

- Esa no fue la intención. Evans llegó y…

- Y Snape le dijo “sangre sucia” solo porque ella quería ayudar – dijo Rose, encolerizada.

- Bue-bueno – balbuceó James, para luego desordenarse el cabello.

- No nos hagas sentir más culpables, ¿de acuerdo? Mejor nos vamos a dormir – dijo Sirius, haciéndole una seña a James.

- Sí… dijo éste, siguiéndolo presuroso.

***---***

***---***

CAPÍTULO 1: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 9
CAPÍTULO 10: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 10
CAPÍTULO 11: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 11
CAPÍTULO 12: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 12
CAPÍTULO 13: Amor - FANFIC MERODEADORES - CAPÍTULO 13
 

Relacionado

Nuevos mensajes

Trending

Estadísticas

Temas
1.417
Mensajes
14.934
Miembros
809
Último miembro
Maye Wood